Mi amigo negro

Por Karolina Alonsoimages (2)novela4

Mi amigo negro usa el cabello rizado y largo, se viste con pulóver y chorpetas anchas. Es un joven cubano que desanda las calles de Santiago de Cuba como cualquier otro, se dice revolucionario, fiel a Fidel Castro y amigo de todos los que respeten y luchen por las conquistas latinoamericanas.

Mi amigo negro trabaja en una pizzería cuentapropista aquí en mi ciudad, es ayudante, y no gana mucho como para darse algunos lujos pero vive modestamente, no toma nada de nadie, lo que tiene lo ha adquirido con el dinero que le deja su salario.

A mi amigo negro le gusta la música, baila casino, reggaetón, merengue; pero adora a Buena Fe, Decemer, Tony Ávila. Ya lo ven, mi amigo negro es un joven cubano como cualquier otro.

Pero mi amigo sufre, sufre en silencio por amor; aunque no tanto por eso; sufre más por racismo ¿Pueden ustedes creer que en pleno 2015 haya gente que discrimine a alguien por su color de la piel? La historia de mi amigo es simple, como esas novelas que estamos cansados de ver en que la señorita blanca y millonaria se enamora del negro pobre y viceversa, con la diferencia de que en Cuba no hay pobres ni ricos, “sino con más y menos posibilidades”.

Nada señores, la historia de Evilacio  y su Blanquita en la novela Dos Caras, pero la historia en Cuba. Y bueno, sobran los detalles, mi amigo negro y su novia blanca no pueden amarse a plenitud porque los padres de ella les hacen la vida imposible. Qué si él va a atrasar la raza, que si su rostro es desagradable, que como puede ser tan loca de estar con alguien así, que tiene  cara de delincuente, en fin, argumentos retrógrados y llenos de prejuicios.

Es que yo me pongo a pensar, la familia de ella no irá a lugares públicos porque si algo tiene Santiago es gente negra. A lo mejor son cómo esos tantos hipócritas que dicen no ser racistas pero viven haciendo comentarios peyorativos como: “Hay que adelantar la raza (incluso siendo negros)”; “De los  negros (as) solo amigo (a)”; “Mira esa blanca que sucia con ese tronco de negro”; en fin, solo desmiéntanme sino es cierto.

Anuncios

Un comentario en “Mi amigo negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s