En #SantiagodeCuba500: nuevo parque de atracciones

“Donde los sueños deberían estar a la mano”.

Por Gabriel Sánchez

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Uno de los lugares inaugurados en Santiago de Cuba por el 500 Aniversario de su fundación como villa fue el tan nombrado “Parque de los Sueños”, que no es más que la unión del parque Zoológico con el de Diversiones por la ruta que el propio pueblo hizo por la puerta trasera del primero hasta el principio del segundo, ahora aprobado por el Estado con la construcción de un pequeño camino pavimentado.

Supuestamente este nuevo parque lleva ese nombre porque sería un lugar que le permitiría soñar a los niños en ese mundo de colores, risas, cantos e imaginación propios de la infancia; un lugar para que también los mayores recordaran su niñez  y los jóvenes realizaran planes futuros donde con un cochecito y un bebé, tomados de las manos, tendrían un domingo en familia.

La idea era un “sueño”. Y es aquí, amigo lector, donde usted puede diferir conmigo o estar de acuerdo en varios puntos. Soy uno de esos jóvenes planeadores de futuros y a la vez un adulto que le gusta recordar cuando de niño quería ser el Zorro. Me imaginé ver un mundo mágico en ese nuevo parque, un mundo donde el Capitán Plim con sus amigos de la Isla del Coco, Chuncha y su perro Cacharro, María Silvia, Eleuteria, Elpidio Valdez, Pepito y otros personajes infantiles cubanos, dieran la bienvenida a los niños y los guiaran a las distintas atracciones (un tanto al estilo Disney pero sin la farsa del capitalismo y su industria cultural); donde el Zoológico tenga verdaderos guías amantes de la naturaleza que les expliquen a los niños las características de las especies que allí poseen, y la importancia de cuidarlas; que el Guiñol actúe en las calles de ese recinto y no encajonado en un espacio poco perceptible, y que en verdad existiera un tren de los sueños que diera vueltas por todo el lugar y no solo en el parque de Diversiones.

No es menos cierto que el Zoológico ha cambiado bastante, ya no es aquel sitio con pocos animales encerrados en cacetas sucias y rotas, ahora la variedad va más allá de la familia de los monos y las aves, aunque los leones siguen sin moverse (tal vez del hambre o el aburrimiento) y el pobre leopardo se encontraba en ayunas.

DSC00265

Ya las cacetas están arregladas y pintadas, existen varios puestos de ventas donde juguetes hechos por los artesanos son ofertados a los niños, pero consta de una programación simple donde un animador realiza juegos de participación, y los animales siguen teniendo los rostros tristes como los de mi infancia.

Usted lector podrá reírse y decir: ¿Qué otra cara quiere este hombre que tengan los animales? Y yo le respondería que una enérgica, y es que el sarcasmo hecho sobre los leones y el leopardo es parte de esta crítica. Algunos animales tenían el comedero vacío y otros con una dieta poco balanceada, como los osos negros, que son dos y ambos comían no más que un cubo de frutas donde imperaban el mango y el plátano. Esos animales, con esa alimentación, no tienen gana ni de asomar la cabeza.

Saliendo de ese lugar, por la puerta del pueblo, fui a encontrarme con los mismos aparatos remendados de mi infancia, La Estrella con su paso cansado y súper lento, los avioncitos, la silla voladora, las tacitas giratorias, los botecitos, el carrusel y los aparatos para niños menores de 7 años. En ese mejorado parque de Diversiones no existe ningún aparato nuevo, siguen utilizándose los mismos y para colmo, el día que fui, el carrusel estaba roto y las tacitas giratorias en reparación al igual que un antiguo trencito sobre una montaña rusa para niños pequeños. De sus atracciones nuevas la piscina estaba cerrada, la sala de video en 3D también, el pequeño teatro Guiñol, que no está muy visible que digamos, no estaba ofertando ninguna obra teatral (eran las 11:00 A.M) y los pocos aparatos que servían tenían colas  interminables de niños “en busca de un sueño”, además del parque inflable que es el único atractivo visible que tiene el lugar al igual que el ciber expreso (Club de Computación en un vagón de tren).

 DSC00289

¿En que otro aspecto ha mejorado? En la gastronomía con el arreglo de los antiguos quioscos donde venden confituras, la apertura de áreas de picnic, la chocolatería y ranchones, la creación de un rodeo (que no vi funcionar) y un tren que da paseos en el interior (que tampoco vi trabajar).

En resumidas cuentas “una vieja con coloretes” es lo que encontraremos en ese parque. Algún día, cuando mis planes de joven se cumplan, me veré empujando un carrito, en una interminable cola de niños, para que el mío pueda montar en el avioncito, y mi esposa en otra de igual envergadura para poderle comprar galleticas o helados. Eso sí veremos en este parque: las interminables colas, los mismos aparatos de los 90 y muchos niños labrándose ellos mismos, con su corretear de un lado al otro, “los sueños que deberían estar a la mano”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s