El Papa Francisco en #Cuba: entre lo bueno y lo malo.

descarga (2)
Tomada de Internet

Por Karolina Alonso

Recuerdo los comentarios en la red al inicio de haber sido elegido Jorge Mario Bergoglio como Papa, algunos sitios aseguraban que se había vinculado a la última dictadura en Argentina entre 1976 y 1983. Medios digitales afirmaban que denunció a dos sacerdotes de la Compañía de Jesús ante el régimen cuando él era provincial de esa congregación, cuestionable tal actitud de alguien que practica una religión donde las máximas fundamentales son amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo, donde la  palabra amor media en todos los discursos.

Otros sitios lo defendían a capa y espada, la memoria me lleva a recordar al fraile brasileño Frei Betto, históricamente gran amigo de Cuba, quien en su momento expresó su satisfacción y apoyo al Papa Francisco y en varias ocasiones se ha pronunciado favorablemente sobre sus labores.

Un latinoamericano en el papado es de alta significación para tales pueblos que han sido históricamente subyugados por las grandes potencias mundiales. Actualmente, en que los llamados gobiernos de izquierda ganan protagonismo y en Latinoamérica es financiada la oposición por el gobierno estadounidense, el apoyo de la más alta autoridad de la iglesia católica es fundamental y evidentemente nadie mejor que un latinoamericano para entender nuestros procesos sociales, nuestras luchas.

Pero ¿estamos realmente conscientes de lo que eso significa? ¿En qué puede beneficiar a Cuba que sea un Papa latinoamericano quien lidere la Iglesia católica? Estas son interrogantes que deberíamos hacernos todos los que buscamos transformaciones sociales y una Cuba mejor.

La iglesia católica ha tenido mucho poder e influencia en diversas partes del mundo; ahora apreciamos a un Papa que media entre dos países históricamente enemigos. El blog Cuba Profunda expresaba hace ya algún tiempo:

Pero llegó Francisco y mandó a parar: recibió a un transexual en visita privada, un gesto sacrílego para la feligresía más conservadora e impensable para anteriores Papas; se atrevió a preguntar públicamente por qué la Iglesia continúa excomulgando a los divorciados, en una época en que el divorcio compite con el matrimonio en calidad y cantidad; y lo más escandaloso de todo: advirtió sin eufemismos ni medias tintas que el capitalismo deshumaniza y que no es con ofrendas ni con donaciones millonarias como los ricos pasarán por el ojo de la aguja. Que le hagan caso o no ya escapa de la jurisdicción del Santo Padre.

Las visiones son diversas, escépticos algunos, con esperanzas otros.  Innegable es la importancia y el valor que tiene que venga a Cuba por tercera ocasión la mayor autoridad de la Iglesia católica, suceso que solo ha sucedido en Latinoamérica, en tres oportunidades: solamente en esta pequeña isla y en el gigante suramericano Brasil.

Yo me pregunto, leo aquí, leo allá y me formo mi propio criterio pero siempre busco la opinión de mi pueblo. Qué significado tendrá para los santiagueros que próximamente venga a nuestra ciudad el Papa Francisco. Ese material búsquenlo aquí, en Avra kahdabra, próximamente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s