Bandera mundial

Tomado de Invasor

Escrito por Mario Martín Martín

Costa Rica. Días atrás amanecí con la noticia que más de 1 000 cubanos estaban retenidos aquí. Supe que en el puesto fronterizo de Paso Canoas, frontera con Panamá, mis compatriotas bloquearon la carretera y que el gobierno tico decidió ayudarlos concediéndole un permiso especial por seis días de permanencia en este país.

Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de la República de Cuba

Pero muy pronto llegó otro traspié, al tratar de entrar a Nicaragua: las autoridades nicas se negaron a recibirlos. Los cubanos, una y otra vez han dicho a los medios de prensa costarricenses, que solo tienen en mente llegar a Estados Unidos.

No hay que ser un analista político para vaticinar que la Ley de Ajuste Cubano, más temprano que tarde, pudiera ser eliminada. Los últimos acercamientos entre Cuba y Estados Unidos así lo hacen presuponer, por lo que —y es también lógico que así sea—, los cubanos que tienen pensado emigrar al Norte por estos días aceleran sus planes.

Los que tarden en hacerlo pueden correr el riesgo de verse de repente en el pellejo de salvadoreños o guatemaltecos, o de cualquier otro país centroamericano, que luego de llegar con vida a Estados Unidos, no cuentan con los beneficios que significa, por ejemplo, tener garantizado trabajo a partir del tercer mes del arribo y el no vivir bajo la amenaza de una deportación.

Duelen las imágenes que he visto desde entonces por la televisión local. Son personas que se propusieron transitar, a través de 2 700 kilómetros, de Quito, la capital de Ecuador, hasta la frontera que separa a México de Estados Unidos.

Si es verdad que las relaciones entre Cuba y Estados Unidos tienden a mejorar, espero que mis compatriotas lleguen con vida y sanos a donde decidieron ir a vivir. Podrán pensar o no como yo, pero es mi gente. O mejor: mis compatriotas de esta gran humanidad.

Pero al margen de estas disquisiciones, es evidente que la inmensa mayoría de esos cubanos desconocían —o no quisieron conocer— las regulaciones migratorias de los países por los que tendrían que atravesar. Las declaraciones que he escuchado por los medios televisivos así lo dejan entrever. ¿No sabían que el trayecto que deberían cumplir era ilegal?

Lo que se han propuesto realizar no es un juego. Por el camino ya han tenido que afrontar asaltos, atracos y otras odiseas, desde víboras de verdad, hasta “víboras de mentira”, esas que solo buscan el bolsillo de sus víctimas.

Se trata de una carrera “contrarreloj” por el posible fin de la Ley de Ajuste Cubano, que de la noche a la mañana, pondría a los cubanos en similares condiciones a cualquier ciudadano del Tercer Mundo.

Ojalá este drama, que de nuevo está en escena, deje de tener pinceladas políticas, pues una y otra vez se han repetido historias de emigrados, que después de recibir la residencia en Estados Unidos, no tardan en visitar a Cuba. ¿No eran refugiados políticos?

Pero ahora, de lo que se trata, es de que la actual situación que viven más de 1 000 cubanos en Costa Rica tenga un final acorde al amor al género humano que debiera ser, para bien de todos, la bandera mundial.

Anuncios

Un comentario en “Bandera mundial

  1. El emigrado ilegal siempre es susceptible a ese limbo de abusos,atracos,malos tratos,indiferencia,etc,que hace años sufren los demás latinos que tratan de llegar al “dorado”,que lo ven como la solución a problemas económicos en sus respectivos países,aunque al final serán consumidos por la explotación neoliberal,son un negocio son mano de obra barata y mucho más fácil de explotar.Con respecto a los cubanos es difícil separarlo de las pinceladas políticas,porque a Cuba solo le favorece La Ley de Ajuste Cubano?es obvio para estimular el abandono del país y usarlo como bandera contra la isla comunista.No arremeto contra el que quiere emigrar,eso lo ha hecho el humano en todos los momentos históricos independiente a sus ideas políticas,pero para evitar más muertes de cubanos en el mar o a manos de bandas narco,hay que eliminar las causas que los impulsan a salir:problemas,necesidades económicos y más que otras ansias consumistas que nos inocula la globalización neoliberal y la ley de ajuste cubano,la responsabilidad principal de estas condiciones las tiene el gobierno yanqui,que junto a una férrea guerra mediática manipula las mentes y necesidades de los cubanos para que sigan su juego anticomunista.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s