#Venezuela #6D #Contrarrevolución #NicolásMaduro

descarga (13)tty

Era ya medianoche o por ahí cuando concluyó el documental sobre el Ilusionismo en Pasaje a lo desconocido. Rápidamente cambiamos de canal para conocer de primera mano los resultados de las votaciones parlamentarias en Venezuela gracias a la inmediatez de Telesur.

Mi suegro pasó todo el domingo ansioso, qué cubano pendiente y consciente de la importancia de los procesos integracionistas de Latinoamérica no lo estuvo este 6 de diciembre, el día de las votaciones para elegir al nuevo presidente en Argentina, y sigue de cerca las noticias sobre Brasil  y Dilma.

Especulamos sobre el rostro de  la presidenta del Consejo Electoral Nacional, Tibisay Lucena -“su cara dice que todo está bien”- señaló mi suegro, yo sonreía y esperaba impaciente.

No pudimos enmascarar los rostros de contrariedad, tristeza por qué no, necesidad de una explicación, de palabras de aliento; la verdad yo me sentía como una bebe necesitada de una caricia paternal, como cuando la frustración se apodera de uno ante determinadas situaciones y solo el apoyo de un ser querido logra aliviarlas.

Luego de anunciar los resultados adversos (la opositora Mesa de la Unidad Democrática se adjudicó 99 diputados y el Gran Polo Patriótico obtuvo 46) las palabras de Nicolás Maduro fueron ese aliento que necesitaba, la firmeza y humildad en su discurso me devolvieron la esperanza que confieso sentí perdida en el momento en que conocí los resultado.

Yo, que solo conozco de cerca la contrarrevolución cubana por las perretillas que forman de vez en cuando por ahí, con un cartelito que pone aquel, o por una escritura con carbón que escribe el otro ahora en la acera porque si lo hacen en las paredes de algún vecino ya saben lo que le espera; imagino que si el hombre en que Hugo Chávez depositó su confianza para sacar adelante a su pueblo dice que este domingo triunfó la contrarrevolución, no los visualizo de una manera diferente a lo que tenemos acá. Claro la estructura de los sistemas políticos de ambos países es diferente y por tanto la realidad distinta.

Confieso que este 6D me sentí venezolana por eso agradezco a Maduro sus palabras y reitero las de mi presidente a él y al pueblo venezolano, que son también las de todos los cubano y de los hombres y mujeres de buena voluntad de Latinoamérica: “Estaremos siempre junto a ustedes”.

Ah, para los que creen que sacarán algun provecho en Venezuela y latinoamérica por estos resultados, recuerden que todavía Nicolás Maduro es el presidente, que no solo cuenta con esos 46 votos, tiene toda una región a su favor; lo del ilusionismo déjenselo a los artistas que trabajan el género, no sea que les pase como a muchos de esos que James Randi desenmascaró por inventar historias de superpoderes. No se hagan ilusiones, la honestidad siempre gana sinó preguntenle a Randi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s